Inicio > Actividades > Teatro > Cuentacuentos 'El Cuentatrillo' con Maricuela
Imagen
Actividad
Teatro

Cuentacuentos 'El Cuentatrillo' con Maricuela

Viernes, 3. Enero 2014 - 12:00
Lugar: 

La Pantera Rossa

Organiza: 
La Pantera Rossa
Materia: 
INFANTIL Y JUVENIL
Nº de comentarios: 0

El domingo 4 de enero, a las 12 horas, recibimos de nuevo en La Pantera Rossa a Maricuela. Nuestra cuentera amiga representará "El cuentatrillo".

Bono de apoyo: 4 euros por persona. Dirigido a niños y niñas a partir de 3 años.

Maricuela tiene un bolsillo del que salen cuentos sin parar. Cada cuento es un mundo lleno de objetos y personajes. Cuando la maleta Cuchufleta se abre una puerta se abre, y podemos llegar a ser piratas, monos, vendedores de bonetes o expertos adivinadores. Son cuentos, chascarrillos, coplas y adivinanzas propias o tradicionales. Historias que viven en pequeños o grandes libros, ideas de turrón que viven en el zurrón, cuentos de pan y membrillo que saltan del bolsillo, cantos de sal y pimiento que irán con el viento para volver... en otro momento.

Maricuela

María Molina García (Maricuela) es Licenciada en Bellas Artes y diplomada en Periodismo en la Universidad Pontificia de Salamanca. En 1996 fue becaria Erasmus en la Universidad de Toulouse y cursó Estudios Superiores de Teatro en la Escuela Internacional de Teatro “Jacques  Le Coq” de París. Desde 1992 trabaja como clown (“Payasa redonda, que monda”, “El charco de las patas”, “El desclowncierto”, “La queja de Mariteja”) y como narradora. Realiza espectáculos para niños y adultos: “El Titeatro”, “El Cuentatrillo”, “De lechugas y rinocerontes”, “Cuenteando”, "Historias de risa sin prisa", "Historias desde el verde", etc...

Me llamaba así una vecina que quería que engordara y me invitaba a comer cosas con mucha nata. Si cuela cuela debía pensar. La nata no me sienta bien pero podéis llamarme Maricuela, que hay menos que Marías. Cuando tengo que decir donde vivo, podría decir: en un autobús, porque paso mucho tiempo allí. Cuando dejo las ruedas, escribo y ruedo de otra forma... proyecto casas redondas, espiraleo cuentos, ordeno lo que pasó, me enfado con el mundo, intento quitarle las esquinas y las espinas. Un tiempo me dio por dibujar nubes, ya que estoy mucho allí aproveché. Me quedaron, algodonosas, locas y llenas de puentes. Los que me unen con tanta gente que quiero y que están aquí o allá y más allá.

Cuando cuento para niñ@s voy con la maleta Cuchufleta y cuando cuento para adultos no llevo nada, solo la comarca de los “Sanquetes” en la cabeza...Sanquetevi, SanquetetoqueRoque, Sanquetemerendé, Sanquetebesé... Todos tienen un poco de Aliaga, un pueblo pequeñísimo donde viví un tiempo feliz.

No es difícil para mi imaginarme ahora o en el futuro con la boca desatada, la pluma ligera y los oídos al acecho, bailando estrofas y mirando al público, rodeada de un vaivén de imágenes suyas y mías que quizás desabotonen emociones, pasiones, reflexiones, risas o algún ojal vacío (que de todo tiene que haber)...