Inicio > Actividades > Teatro > Cuentacuentos "Historias de risa sin prisa" con Maricuela
Imagen
Actividad
Teatro

Cuentacuentos "Historias de risa sin prisa" con Maricuela

Sábado, 29. Noviembre 2014 - 18:00 - 19:00
Lugar: 

La Pantera Rossa

Organiza: 
La Pantera Rossa
Materia: 
INFANTIL Y JUVENIL
Nº de comentarios: 0

El Sábado 29 de Noviembre, a las 18h, La Pantera Rossa presenta el espectáculo "Historias de risa sin prisa" de la cuentista turolense: Maricuela. Esta actividad forma parte del programa "Otoño entre libros" que durante todo el mes de noviembre realiza La Pantera Rossa en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza en torno a la lectura. La actividad es gratuita hasta completar el aforo, por lo que os recomendamos puntualidad.

En "Historias de risa sin prisa" se alternan cuentos de todo tipo, dirigidos a niñas y niños a partir de 3 años, y que son una invitación a continuar con la lectura y el desarrollo de la imaginación a través de los cuentos en otros espacios.

Un cuento para cada momento, para un momento apagado saldrá un cuento encendido, si está triste un cuento contento, y si es verde uno amarillento. Tengo cuentos de sobremesa, de sobresilla, de sobresuelo... para despertar al lirón y dormir a la lechuza y al mochuelo. En un momento, un cuento entrará por las orejas, bajará por un tobogán hasta el alma y allí se quedará asando castañas. Espectáculo con palabras, objetos, títeres, poemas, libros, cantos y cuentos.

¿QUÉ PASARÁ?
Vendrá  aquella Historia vestida de amarillo, un traje de cola largo bastante estrafalario, y traerá una carta en tinta naranja que dirá: ¡Ya era hora, rica! Se desparramará por todas partes. Empezará a abrir puertas, sacará una nube de un bolsillo que estará al revés, se peinará y al segundo se despeinará, sacará un huracán y un túnel, un tobogán y una trompeta, nos acariciará y, cuando menos lo esperemos nos dará un susto.

 

Maricuela: Me llamaba así una vecina que quería que engordara y me invitaba a comer cosas con mucha nata. Si cuela cuela debía de pensar. La nata no me sienta bien pero podéis llamarme Maricuela.

Cuando tengo que decir donde vivo, podría decir: en un autobús, en un coche, en algún tren, porque paso mucho tiempo allí. Cuando dejo las ruedas, escribo, cuento y ruedo de otra forma... proyecto casas redondas, “espiraleo” cuentos, ordeno lo que pasó, a veces estoy contenta, a veces me enfado con el mundo y otras intento quitarle las esquinas y las espinas .

Viajé, viajo y viajaré… Y ese fue, es y será otro ingrediente para nutrir esta profesión mía. Porque poco a poco, la pasión se hizo profesión y la profesión nunca ha dejado de ser pasión. Esta es una de las mayores alegrías que me ha regalado la vida…

Maricuela es: un cascabel de papel, dos ojos, a veces tres, un bolsillo de membrillo, de palabras; pequeñas, grandes, locas, redondas, lirondas y sinceras cuando cuenta mentiras. Sale de una maleta, viaja en tren y tiene las orejas del revés, no me preguntes porqués. “Porquesque”... con un títere te hago un cuento, con un cuento te canto un canto, con un canto te recito un poema y con un poema te encanto.

Libros referenciados