Inicio > Libros > EL CICLISTA DE CHERNÓBIL
Imagen de cubierta: EL CICLISTA DE CHERNÓBIL

EL CICLISTA DE CHERNÓBIL

SEBASTIÁN, JAVIER

Libro
ISBN: 
978-84-92975-15-0
Editorial: 
DVD EDICIONES
Número de páginas: 
236
Estado: 
Descatalogado
Materia: 
NARRATIVA ARAGONESA
15,00€
Votos: 0

Al sur de Bielorrusia hay una ciudad abandonada. Se llama Pripyat. Allí vivían 48.000 personas hasta que fue evacuada por el accidente de Chernóbil. En la novela se habla de una mujer que entierra a su yerno electricista bajo un huerto de cebollas plantadas en forma que delimitan un corazón, de una prostituta llamada Katia Badáyeva, que se va muy lejos porque de pronto todos los hombres habían empezado a oler mal, de un niño que compone canciones tristísimas a su pájaro Anatoli, de un hombre muy presumido que viste un ceñido traje color vainilla para impresionar a Anna Zorina, de Yana Ledneva, que siempre va diciendo que no lleva nada debajo de su vestido de color verde martín pescador, de un soldado que no puede quitarse de la cabeza el gol de Maradona contra Inglaterra en la final del Mundial de 1986 (el mismo año del accidente), de un científico que cree que el paso del cometa Halley en aquellas fechas de 1986 tuvo mucho que ver, de decenas de personajes que van y vienen con sus insignificantes vidas. Y, sobre todo, de Vasili Nesterenko, el ciclista de Chernóbil.Vasili Nesterenko, uno de los físicos nucleares más importantes de la antigua Unión Soviética, trabajó durante 20 años para el ejército en el desarrollo de centrales nucleares transportables que alimentaran de energía el lanzamiento de misiles intercontinentales. Se llamaba "Proyecto Pamir". Al día siguiente del desastre, Vasili Nesterenko fue convocado de urgencia a la central, pues se temía que entre 10 y 12 días después del accidente pudiera producirse una explosión nuclear convencional. Si eso hubiera sucedido, según declaró en el Goerges Pompidou de París en 2002, toda Europa sería ahora inhabitable.Documentos de la ONU, de la AIEA, correos electrónicos de gente que recuerda la ciudad, las investigaciones del doctor Andrei Gudkov con el CBLB502, que publicó la revista Science, las palabras de los muertos: El ciclista de Chernóbil es una averiguación. Pero también una celebración de la vida y de la alegría. Escrita desde la perspectiva de la incertidumbre, con un estilo preciso y sin artificios, sobria, polimórfica y llena de silencios, El ciclista de Chernóbil recorre desde la ficción novelesca una verdad que nos sobrevivirá a los seres humanos como especie durante miles de años.El autor de El ciclista de Chernóbil, Javier Sebastián, nació en Zaragoza en 1962. Vive en Barcelona. Es autor de las novelas La casa del calor (1990), El hombre constante (1998), Historia del invierno (2000) y Veinte semanas (2004).

Recomendaciones