Inicio > ¿”Trato de favor” por una subvención que no hemos recibido?

Ayer el PP en rueda de prensa denunció que La Pantera Rossa había recibido un trato de favor en la concesión de las ayudas de Zaragoza Cultural utilizándonos como ejemplo porque, según la concejala del Partido Popular María Navarro, en la librería “participa Javier Gimeno, el asesor del concejal de Servicios Públicos, Alberto Cubero”. Por nuestra parte, ante esta nueva difamación pública queremos dejar claras varias cosas:

-Que Javier Gimeno abandonó de forma voluntaria su puesto de trabajo en esta librería con anterioridad a la celebración de las elecciones municipales de 2015, y La Pantera Rossa no conserva desde ese momento relación alguna con dicha persona, ni laboral, ni personal, ni siquiera como cliente de la librería.

-Que nos presentamos a estas ayudas a través de un proyecto para financiar parte de la tercera edición del Festival de poesía AntiaéreA, que presta especial atención a la poesía escrita por mujeres y que llevamos ya dos años organizando, con gran éxito y gran esfuerzo. Lamentamos habernos quedado fuera de la concesión de esta ayuda pública por tan solo 1 punto, como les ha ocurrido a otras librerías compañeras, pero, como es lógico, aceptamos la decisión de la comisión técnica de valoración. Por descontado, no mantenemos ninguna relación personal con las personas que la componen.

-Que nos parece escandaloso que se intoxique a la opinión pública vertiendo la idea de que hemos sido beneficiados cuando la realidad es todo lo contrario: no hemos recibido este año la subvención de Zaragoza Cultural ni ninguna otra ayuda pública.

-Que esta nueva noticia forma parte de la vergonzosa estrategia mediática del PP, con la que pretende ganar el poder municipal a través del rumor y la calumnia, a la vez que intenta distraer a la ciudadanía de las críticas que recibe por sus continuos escándalos de corrupción.

-Que mediante la mentira, el hostigamiento y la persecución el PP pretende dejar fuera de la libre concurrencia a ayudas públicas a cualquier proyecto cultural crítico, además de dañar nuestra imagen pública cuestionando nuestra independencia política. Y que de seguir así emprenderemos las acciones que consideremos necesarias.