Inicio > Trascurso y disfrute de las II Jornadas de Poesía de Torrero: de atalaya en atalaya

Del 21 al 31 de marzo tuvieron lugar las II Jornadas de Poesía Torrero. Diez días en los que la protagonista fue la palabra en la voz de las vecinas del barrio de Torrero. Promovidas por la Junta de Distrito de Torrero, que apostó desde un primer momento por facilitar el uso de las calles, plazas y equipamientos públicos para el desarrollo de estas jornadas, hemos tenido el placer de participar en su creación y organización de la mano de Daniel Rabanaque (Resón Comunicación), con las atalayas como elemento figurativo al que subirnos para poner a Torrero en voz alta.

Y así comenzamos con la Atalaya del Contagio, un pasacalles dinamizado por Charraire Cuenteras que anunciaba el Día Internacional de la Poesía y el comienzo de las jornadas, e invitaba a meter la mano en un saco de lleno de poemas, sacar uno al azar y leerlo en voz alta, micrófono en mano, a lo largo de las calles del barrio. Mayores, pequeños y medianas participaron de esta actividad, convirtiéndose en rapsodas improvisados. Esa misma tarde-noche, a continuación, dimos paso a un recital de otro tipo de poetas: aquellas que conciben la escritura como una necesidad para estar en el mundo. Inés Povar, Sergio Gómez García y Marta Navarro fueron las voces que resonaron en las paredes de la preciosa Sala Venecia desde la Atalaya de la Palabra.

Viernes 22, la biblioteca pública Fernando Lázaro Carreter colaboró también en estas jornadas invitando a Bea Royuela a servir poemas a la carta a todas las personas que lo solicitaran en la Atalaya entre Páginas. Y fue al atardecer cuando las voces del Coro Libertario de Torrero sonaron con toda su potencia en una ronda poética, como Atalaya Itinerante, en la que se cantaron poemas de Víctor Jara, Miguel Hernández, Gabriel Celaya, Joxean Artze. También el Coro de Mujeres de El Gancho participó también con Juan Goytisolo y Chavela Vargas, produciéndose un cálido y hermoso hermanamiento de coros y de barrios.

El sábado 23, por la mañana, los más menudos escucharon poemas que convirtieron en barquitos de papel en la Atalaya de Menos de Un Metro, que desarrolló el equipo de la ludoteca del CTL Capuzón. Y por la tarde, ya para personas más entradas en años y en el hedonismo, en la Atalaya de los Sentidos el bodeguero Chema Lozano nos condujo a través de una cata en las que asociamos poemas que compartían olores, sabores y texturas con los distintos vinos que probamos.

El domingo 24, inauguramos las actividades de la recién instaurada Casa de la Memoria Histórica con un «Te recuerdo: poetas en el exilio». A partir de una selección que elaboramos basándonos en los poetas menos reconocidos por el canon y, sobre todo, aquellas poetas menos conocidas y reconocidas por el hecho de ser mujeres, tuvo lugar un recital abierto a todo aquel o aquella que quisiera ponerle voz a los que la historia ha querido enmudecer, y también a cualquier otro poeta del exilio. La guerra, la cárcel, la dictadura, América, Europa, el idioma, la resistencia, la tierra, la espera, la escritura, el olvido, el regreso son los temas que atraviesan la selección de poemas y que hemos compartido en la web de ARMHA para que se difundan entre todo el que quiera disfrutarlos:

https://www.armharagon.com/wpcontent/uploads/2019/03/AtalayaDeLaMemoria_TeRecuerdo.PoetasEnElExilio.pdf

El miércoles 27 y jueves 28 tuvieron lugar las Atalayas Creativas con los talleres de escritura, coordinador por el poeta Daniel Rabanaque, y el taller de creación gráfica, dinamizado por los artistas Ita Raskin y Luis Manuel Mateo. La finalidad de estos talleres era intervenir el muro de la calle Mesones de Isuelas, que alberga a CEIP Domingo Miral, en la esquina con la calle Fray Julián Garcés. Y allí estuvimos la mañana del domingo 31 de marzo, con todas las vecinas que quisieron venir a plasmar su gesto poético en el mural.

Pero antes aún quedaba todo un fin de semana repleto de actividades poéticas de carácter lúdico y cultural. El viernes 29 tuvo lugar en el cementerio de Torrero en torno a lo macabro, la muerte, los difuntos, que contó con la representación de un fragmento de los Crímenes ejemplares de Max Aux por parte del grupo de Teatro Comunitario de San José:

https://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/cementerios-estan-llenosfraudes_1352720.html

Y el sábado 30, tomamos la plaza Ángel Liso todo el día para escuchar, recitar y jugar con Gloria Fuertes de la mano de la poeta y actriz Alejandra Vanessa, en un recital colaborativo a la hora del vermú, en el que las niñas fueron mayores y los mayores, niños, subidos todos a la Atalaya de la Tribu. Atardecimos con la Atalaya de Babel, con la colaboración de ASATI (Asociación de Traductores e Intérpretes de Aragón). Rumano, francés, árabe, italiano y alemán fueron las lenguas que pusimos en nuestra lengua y en nuestros oídos.

Preparar estas jornadas con el cariño con el que lo hicimos tuvo la mayor de las recompensar al sentir ese mismo cariño e ilusión en las personas que participaron. Torrero, un barrio que ha tenido siempre voz propia, es también un barrio con su propia voz poética.