A PESAR DE LOS ESTRAGOS DEL TIEMPO