EL MITO DE LA RAZÓN