REFLEXIONES DEL SEÑOR Z.