LAS ROJAS Y SUS HIJOS, VÍCTIMAS DE LA LEGISLACIÓN FRANQUISTA