Inicio > La apuesta municipalista. Comienza el debate
Reclama tu ciudad
Reseña

La apuesta municipalista. Comienza el debate

Libro reseñado: 
LA APUESTA MUNICIPALISTA
Autor/a de la reseña: 
Madrilonia
Vie, 11/04/2014
Medio donde se publicó: 
Madrilonia

La democracia empieza por lo próximo. La política local, las instituciones cercanas, las candidaturas directamente formadas y controladas por los ciudadanos son hoy algunos de los elementos que se han reunido bajo el nombre del «municipalismo». Aquí y allá se multiplican las experiencias de pequeñas agrupaciones de vecinos y vecinas que sencillamente quieren «cambiar las cosas» y que para ello empiezan por lo que les resulta más cercano. Se trata de proyectos políticos de gobierno pero que renuncian al «partido», a la gran organización estructurada por una determinada ideología y sometida a una disciplina piramidal. Su propósito es más inmediato; consiste en devolver realidad a aquella identidad entre gobernantes y gobernados que formaba la definición original de la democracia y esto allí donde esta debiera comenzar, donde ambos términos vienen a coincidir en las mismas personas. Su propósito se podría nombrar, por tanto, con la palabra autogobierno.

La ola 15M ha aterrizado en las playas del «municipalismo». Ha visto en este una posible salida capaz de dar expresión institucional a su propósito democratizador. El municipalismo tiene, no obstante, una larga historia. Además de las experiencias que se tratan abundantemente en este libro, desde los años dos mil vienen multiplicándose multitud de proyectos que quieren escapar a la partidocracia «desde abajo». Proyectos que arrancan de las situaciones concretas, de iniciativas locales que se desparraman aquí y allá con los nombres de las localidades en las que se prueban. Quizás las Candidaturas de Unitat Popular en Cataluña hayan sido el experimento que más expectación ha generado en estos años. Reivindicantes del municipalismo, las CUP han probado un proceso abierto de construcción local, lo que les ha llevado a obtener representación en una docena de ayuntamientos, así como en el parlamento catalán. Sin embargo las CUP no dejan de ser una coalición de las izquierdas, un «proyecto popular» vinculado al independentismo más genuino; una iniciativa municipalista y de base, pero «cuyas bases» están ya enmarcadas en un proyecto ideológico determinado.

¿Puede probarse un proyecto municipalista que traduzca los contenidos del 15M en un movimiento por la conquista de los ayuntamientos? ¿Pueden ser los municipios la palanca de transformación institucional que apunta a la revolución democrática? La voluntad de una parte de la población por ensayar un radical vuelco político ha abierto el horizonte a un proceso constituyente; algo tan difícil, y a la vez tan simple, como «cambiar las reglas del juego» a fin de devolver protagonismo político a las personas, establecer mecanismos de control de la representación e imponer un orden social y económico más justo, empezando por abolir la «esclavitud por deudas» que a diestro y siniestro impone la dictadura financiera. El municipalismo se presenta como una importante contribución a este proyecto. Sin miedo a la exageración, puede ser comprendido como un proceso constituyente «desde abajo» que empieza por las instituciones en las que es posible reconocer mayores dosis de democracia.

Coresponde ahora explorar las posibilidades de la apuesta municipalista. Nuestro objetivo se cifra en considerar las condiciones del municipalismo democrático aquí y ahora. Las preguntas son: ¿en qué consiste un proyecto de estas características? ¿Cuáles son sus posibles fuentes de inspiración histórica? ¿Qué hay de aprovechable en el actual ordenamiento institucional y qué no? ¿Qué márgenes de acción tienen los consistorios en las presentes condiciones? ¿Qué hacer con el ingente volumen de deuda que atrapa a las haciendas locales? ¿Le basta al proyecto muncipalista con conformarse con una «gestión honesta y controlada» o hay que impulsar un cambio radical de este nivel institucional a fin de lograr una democracia que realmente lo sea? ¿Cómo y de qué forma se puede componer el municipalismo con un movimiento por la democracia mucho más amplio?

A fin de responder a estos interrogantes durante los próximos meses, Madrilonia en colaboración con el Observatorio Metropolitano, tratará de abrir esta discusión en su página. Valga por el momento este primer texto, que a su vez se ha extraído del libro La apuesta municipalista, editado por el Observatorio Metropolitano de Madrid y de próxima publicación en Traficantes de Sueños.

Madrilonia